espacio emergente

espacio emergente frente a dos naturalezas

Para que exista un sistema como el de Euclides es necesario que existan dos naturalezas en el universo: por un lado el espacio y por otro las partículas depositadas en él.

 Por el contrario, el espacio debería de surgir o emerger de las interacciones entre las partículas para que esa doble naturaleza quede en una sola.

El concepto de fenómeno emergente es conocido en la física. La mayoría de los conceptos que tenemos en el lenguaje son de este tipo… por no decir que lo son casi todos. El calor es la energía cinética transmitida por los choques del aire (o cualquier otra sustancia) en un cuerpo de prueba u observados. La luz es una miríada de fotones que inciden en nuestras retinas y su efecto en nuestro nervio óptico genera lo que se consideraba antaño como luz. La característica de líquido o gaseoso de los distintos elementos no son más que las características de la valencias y de las interacciones entre las partículas que comparten esas valencias, explicados por los números cuánticos. Incluso el concepto de animal o vegetal no es más que el resultado de una molécula larga (muy larga) llamada ADN.

De todos los casos el que creo mas explícito es el del color, pues no solo es un concepto emergente, sino una auténtica creación de nuestro cerebro, éste, clasifica los distintos tramos de la frecuencia electromagnética por colores, probablemente por la utilidad para la supervivencia. Es un código o cliché, una especie de idioma con el que nuestro cerebro nos dice que es lo que vemos en el exterior. Idioma, criterio, análisis, cliché, ontología, axioma, definición a priori, eîdos platónico… un formalismo en definitiva.

Un espacio tridimensional previo a las partículas que lo habitan requiere de dos diferentes creaciones. Aún en el caso de que lográramos unificar las fuerzas, seguiríamos teniendo un espacio “al margen” de esas fuerzas unificadas que seguiría siendo necesario “casar” de alguna manera con las fuerzas y con las partículas. Nunca llegaríamos a una completa unificación si no integráramos al espacio en ella.

Es posible que la pregunta no sea exactamente: … como unificar las fuerzas ? … sino que sea necesaria una pregunta previa cual es: … como casar el espacio tridimensional en la Naturaleza ? Es decir unificar primero algo previo, que además, casualmente lo ocupa todo. Si existe algo “no local” en la Naturaleza es precisamente este concepto de espacio, de tal manera que si resolvemos este tema (en el caso de que sea necesario el hacerlo) es posible que hayamos dado una pista que nos ayude a resolver el problema de la unificación de las fuerzas y por ende la unificación de la física.

El mero hecho de prescindir del espacio (tridimensional euclidiano) hace que el concepto de fuerza desaparezca junto con el de trayectoria. Ambos conceptos creo que son erróneos:

  • Las fuerzas son el objeto de la unificación, sin ellas no es necesario unificar la física. La mera distancia generaría el movimiento.
  • Las trayectorias dentro de un espacio sólido es lo que genera la necesidad de conferirle a las partículas una naturaleza dual.

Con un criterio común para el movimiento (ya sea eléctrico o gravitacional) y con una única física clásica relativista, la unificación estaría solucionada.

El concepto de posición en un espacio sólido hace necesario “crear” el concepto de fuerza, pues independizamos a las partículas de los radios que las separan en lugar de considerar inevitable un m.a.s. entre ellas.

Y las constantes interacciones eléctricas de los cuerpos complejos (no electrones o positrones) generan una percepción de “espacio sólido”, es decir hacen emerger un espacio Euclidiano ante nuestros ojos. Esto y el hecho de vivir en la superficie de un objeto celeste donde la percepción de un “plano” es muy intuitiva hace que perdamos la verdadera perspectiva del lugar que habitamos.

A modo de esquema… que ocurre si prescindimos del “espacio”:

prescindiendo del espacio

el concepto ontológico del espacio hace necesarias las distintas fuerzas y genera la naturaleza dual de las partículas. Prescindiendo de él, la unificación parece posible

Creo que el espacio de Euclides (con curvatura o si ella) es un método de análisis, mas que una realidad con naturaleza propia. De la misma manera que el color rojo es una manera de útil de señalizar cosas peligrosas. También es útil el concepto de materia “líquida”, en lugar de tener que analizar las valencias de aquellos elementos que tienen este estado concreto y de computar los procesos estadísticos de una cantidad de este tipo de elementos. Los conceptos ontológicos son muy útiles, sin embargo carecen de naturaleza propia.

2 respuestas a espacio emergente

  1. Pingback: que estructura explica mejor un universo cerrado ?? | unificando la fisica…

  2. Pingback: euclides -versus- klein | unificando la fisica… una teoría del todo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s