la delgada linea roja

... como separación entre la Naturaleza y los formalismos que tenemos para expresarla, es un tema difícil y ya tratado en este blog. Dos modificaciones hay que hacer; una sobre lo que se pensaba tenía naturaleza propia y sin embargo a la luz de esta teoría es un mero formalismo (poco oportuno): el “espacio”. Y otra modificación sobre un criterio que afecta a la naturaleza mas íntima de la física cuántica: las trayectorias de las partículas a las que creíamos inscritas en el espacio (espacio que sin embargo es solo un formalismo emergente), de manera que lo que pensábamos que era un formalismo: el cálculo matemático, no es tal sino la verdadera trayectoria de las partículas (partículas que han de ser simples o sin estructura: electrones, positrones y fotones)

  • Lo que parecía parte del Universo, con naturaleza propia pero no lo es: el espacio que en realidad no existe, sino que emerge de la interacción de las partículas… que si que existen. Y que conforman la matriz (M)
  • Lo que parecía un mero sistema formal matemático útil como manera de analizar las trayectorias al que llamamos cálculo… no es tal formalismo sino que es la verdadera manera que tienen de desplazarse las partículas por el espacio. En un espacio que no existe no pueden haber trayectorias sólidas tal y como las interpretamos en la actualidad. Así podemos decir que las integrales por partes para la resolución de las velocidades y posiciones son un verdadero “frente de onda” que sustenta el concepto cuántico de función de onda. Función de onda que no será probabilística sino causal (y clásica en gran medida). El cálculo es la misma trayectoria.

Visto de esta manera, la física clásica (relativista) y la física cuántica tienen un mismo escenario, siendo ambas indistinguibles. Cierto es, sin embargo, que los objetos grandes están constantemente recalculando sus trayectorias (integrales) pues las interacciones con los fotones producen esos saltos en su composición matricial (efecto Compton cuantizado, no continuo) y que son además la única manera de “ver” la materia de esos cuerpos grandes. La intuición juega en nuestra contra pués el propio sistema de ver: los fotones, interrumpen o colapsan el frente de onda. Nuestros ojos no perciben lo que ocurre entre fotón y fotón recibido del objeto, sino que solo ven la ristra de posiciones como las migas de Hansel y Gretel.

de manera que percibimos a los objetos “nadando” por una especie de “ether” al que llamamos espacio !

Linck con la “teoría de la Partición”

Los procesos de la electrodinámica (qed) serán procesos en donde habrá que entender la organización de los núcleos complejos y la manera de como se estructuran éstos, que a su vez es la clave de entender esa estructura para el hidrógeno y será la manera de entender también el modelo estándar (qcd)… sin embargo estos temas no son esenciales para entender lo armónico de la física clásica y quántica, es decir como está estructurado el propio “espacio” que es lo importante y lo previo a tal organización compleja en los núcleos y en los orbitales electrónocos (lo que hemos llamado matriz M* en nuestra teoría).
Anuncios
Esta entrada fue publicada en posts sobre la teoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s